Museo Ciberpensadores: Mapas y Gráficos

Museo Ciberpensadores: Música

Museo Ciberpensadores: Tiras cómicas

Biblioteca Ciberpensadores

lunes, 16 de febrero de 2015

Philip Dru: Administrator: A Story of Tomorrow

Imagen superior: La Uniesfera, abajo: El ojo de la providencia.
"Philip Dru: Administrador: Una Historia del Mañana" (leer aquí) es una novela publicada de forma anónima en 1.912. Su autor, difícil de sospechar por aquel entonces (si bien deja un par de pistas sobre su autoría en el capítulo 12), no era otro que Edward Mandell House, consejero en materia de asuntos externos e íntimo del presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, quién llevaría al país a participar en la Primera Guerra Mundial tras una enorme campaña de propaganda organizada por Edward L. Bernays. El papel de "Colonel House" fue, para entendernos, similar al desempeñado actualmente por estrategas como Zbigniev Brzezinski (agente de David Rockefeller) o Brent Scowcroft. Montó y dirigió el grupo de estudio "The Inquiry", del cual saldrían las bases para los Catorce Puntos de Wilson que debían redirigir los acontecimientos mundiales hacia el Tratado de Versalles (en cuya redacción y negociaciones estuvo presente, ejerciendo gran influencia). Fue, además, el encargado de preparar el Pacto de la Sociedad de Naciones. Junto a Guglielmo Marconi (que patentó la radio inventada por Nikola Tesla) y Lord Milner, el artífice de la Declaración Balfour de 1.917 (escrita oficialmente por Arthur James Balfour, Secretario de Asuntos Exteriores del Imperio Británico, y dirigida al barón sionista Lionel Walter Rothschild, en ella se aprobaba la formación del futuro Estado de Israel), era miembro de la Comisión Permanente de Mandatos de la Sociedad de Naciones, cuya misión era supervisar el traspaso del control de las colonias pertenecientes al bando de los derrotados a las potencias aliadas. No menos importante fue su implicación en la fundación del Council on Foreing Relations (CFR), el think tank privado más influyente de los Estados Unidos y que desde 1.921 "sugiere" a la clase dirigente de su país las políticas y movimientos considerados como más convenientes. Posteriormente apoyó el ascenso a la presidencia de Franklin Delano Roosvelt, dentro de un plan concebido por la élite globalista para llevar al mundo a una Segunda Guerra Mundial que, tras su fin, permitiría justificar la creación del Estado Judío en Palestina previamente pactada y ahondar en el proceso de construcción de un Estado Mundial

Gran parte de las actividades y hazañas de Edward Mandell House son narradas y/o documentadas por el propio Colonel House con la colaboración de su amigo historiador Charles Seymour (vea "The Intimate papers of Colonel House" o "What really happened at Paris: the story of the Peace Conference 1918-1919"), director de la Universidad de Yale, miembro de la sociedad secreta Skull&Bones (fundada por un traficante de opio de la familia de Bertrand Russell -William H. Russell-, de la que también es miembro el fundador de los Testigos de Jehová, Charles Taze Russell) y también miembro fundador del CFR.

La novela relata la historia de Philip Dru, un joven procedente de Kentucky recién graduado en la Academia Militar Nacional de West Point, Nueva York. Este brillante estudiante -"un hombre nacido para liderar a los hombres" (Capítulo 3)-, a pesar de estar cursando una carrera militar, ambiciona un mundo más justo y equilibrado, donde exista igualdad de oportunidades y no haya desigualdad social; donde el altruismo se imponga sobre el individualismo y el egoísmo; donde la sociedad, el Estado y el bienestar de la población sean antepuestos al individuo y a los intereses privados. Dru, "el apóstol de la modernidad" (Capítulo 6), no escatimará en esfuerzos hasta ver implementado sobre su país natal "un socialismo tal y como lo habría soñado Karl Marx*", el cual irá acompañado de un fuerte componente espiritual.

" 'El dominio de la mente, vagamente percibido en aquel momento, pero con más claridad ahora, alcanzará finalmente una visión completa' [...] 'Actualmente, el hombre está al fin a punto de entrar en el reino espléndido, el cual Cristo nos prometió cuando dijo, 'Mi Padre y Yo somos uno'; y de nuevo, 'Cuando me has visto a mí has visto al Padre'. No les estaba explicando otra cosa que toda la vida era parte de la Única Vida -individualizada, pero aún así una parte del todo.'
'Estamos comenzando a aprender sobre el poder y el dominio sobre nosotros mismos. Cuando en el futuro a los niños se les enseñe desde la infancia que pueden vencer considerablemente sus problemas por la fuerza de la mente, una nueva era le habrá llegado al hombre'. [...] 
'Ya ves que estoy tremendamente interesada en este movimiento que busca encontrar hasta dónde la mente controla la materia, y hasta qué punto nuestras vidas son espirituales más que materiales.' [contesta Gloria a Dru. Nota del autor] [...] 'Cuando el miedo, el odio, la codicia y la concepción puramente material de la vida se vayan,' dijo Philip, 'como harán algún día, y solamente buenos pensamientos tengan lugar en la mente de los hombres, las enfermedades mentales desaparecerán junto a muchas de las enfermedades corporales, y el milagro de la liberación mundial habrá sido mayormente concluido.' [...] 'No deberíamos angustiarnos ante un posible fracaso, pues en el gran reino de la supremacía de la mente o espíritu la idea de fracaso no entra.' " (Capítulo 4) 

"La ecuación humana será por consiguiente la fuerza dominante en todos los acuerdos entre el hombre y el capital." (Capítulo 40)

"-'¿Cuál será el resultado, Philip?' dijo Mr. Strawn.[...[ '¿Cómo puede haber una mayor distribución de la riqueza sin reducir la eficiencia de los hombres fuertes, capaces y enérgicos y sin crear mendicantes de la indolencia y el derroche? Si tuviéramos un socialismo puro, nunca podríamos conseguir el mayor esfuerzo de nadie, pues parecería que no vale la pena hacer más que el promedio. La raza entonces marcharía hacia atrás en lugar de elevarse mediante el insistente deseo de sobresalir y de cosechar la recompensa que supone el éxito.'
- 'Un socialismo como el soñado por Karl Marx no puede ser totalmente construido mediante un comprensible sistema de propiedad estatal y por la nivelación de la riqueza. Si fuera hecho sin una nivelación espiritual, el resultado sería tal y como el que tú sugieres.' " (Capítulo 6) 

"Así pues, argumentó, [...] los visionarios estadistas del mañana, si no de hoy, trabajarán para que cada niño nacido tenga la oportunidad de desarrollarse en aquello para lo que es más apto. Sus cuerpos estarán correctamente vestidos y alimentados con la mínima cantidad de esfuerzo, de modo que la vida significará más que una mera lucha por la supervivencia. La humanidad en su totalidad será entonces capaz de hacer su parte entorno a la conquista de las complejas fuerzas de la naturaleza, y ello será propiciado por un nacimiento intelectual y espiritual que hará parecer a nuestra civilización de hoy tan bruta, egoísta e ilógica como nos lo parecen ahora los Años Oscuros." (Capítulo 9)

La hermana de su mejor amigo, Gloria Strawn, es la mujer que le hará crecer personalmente y ver con claridad, tras perder la vista temporalmente en un desafortunado suceso en el que ambos se pierden por el desierto, que su destino no está en el ejército; su objetivo en la vida debe ser más amplio de miras y centrarse en algo mucho más grande: en cambiar el mundo y hacer de sus sueños una realidad, en acabar de una vez por todas aquello que se empezó en la Revolución Francesa, en hacer que el verdadero significado de la doctrina de Cristo sea al fin entendido. Después de tomar la difícil decisión de retirarse del ejército, en el viaje que emprenderá Dru a partir de entonces, ella siempre estará a su lado apoyándolo y trabajando codo con codo, aunque les separen kilómetros de distancia.

" ' - Pero supón que no hay guerra', demandó ella, 'supón que vas a vivir en barracas aquí y allá, y sin una visión más amplia de la que esta vida comporta, ¿estarás satisfecho?' 
 ' - Gloria, estamos entrando en una nueva era. El pasado ya no va a ser más una guía para el futuro. Un siglo y medio atrás se despertó en Francia un gigante que ha había estado durmiendo por incontables siglos. Él sabía que había sido víctima de graves equivocaciones, pero no sabía como corregirlas. Así que golpeó ciega y cruelmente, y los inocentes cayeron junto a los culpables.' [...] 'Cuando despertó solo podía destruir.' [...] 'Pero de aquella orgía de sangre amaneció sobre la humanidad la esperanza de un día más espléndido. La divinidad de los reyes, el derecho a gobernar dado por Dios, fue hecho añicos. El gigante por fin conocía su fuerza, y con la cabeza erguida, y la luz de la libertad en sus ojos, se atrevió a proclamar la libertad, la igualdad y la fraternidad del hombre. Luego a través de todo el mundo occidental un estrato de la sociedad tras otro demandaba y obtenía el derecho a adquirir riqueza y a formar parte del gobierno. Aquí y allá uno más astuto y poderoso que el resto adquiría una gran riqueza y con ella un gran poder. No satisfecho con tan razonable ganancia, buscaban multiplicarla hasta más allá de todos los límites de la necesidad. Aquellos que habían subido desde el pueblo poco tiempo antes ahora estaban ahogando el esfuerzo individual y poniendo grilletes al gran movimiento por la igualdad de derechos y de oportunidades.'  [...] 'En ningún lugar del mundo esta riqueza es más desafiante, y el monopolio más insistente que en esta poderosa república', dijo, 'y es aquí donde la siguiente gran batalla por la emancipación del ser humano será luchada y ganada. Y de la sangre y el dolor de una gente iluminada, habrá nacido un espíritu del amor y la hermandad que transformará el mundo; y la Estrella de Belén, no vista sino de forma oscura por dos mil años, brillará de nuevo con constante y radiante luz.' " (Capítulo 1) [...] 
'El primer atisbo de esperanza llegó con el advenimiento de Cristo,' continuó. 'Tan deformadas y enredadas estaban las mentes de los hombres que el significado de las enseñanzas de Cristo falló por completo en alcanzar la comprensión humana.' " (Capítulo 2)

" 'No te preocupes sobre ello, Philip', exclamó Gloria, "estoy segura de que tu lugar se encuentra en un mundo de cuestiones más grande, y de que algún día agradecerás que esta desgracia [Quedarse ciego. Nota del autor] te llegara, y de que fueras forzado a introducirte en otro campo de acción. Con mi ignorancia y ociosa curiosidad, te llevé más y más allá, primero hasta una colina y luego otra, hasta que perdiste tu camino en aquel espantoso desierto, pero quizá ello fuera parte del destino. Cuando te estaba guiando para salir del desierto, a un hombre ciego, quizá te estuviera guiando a fuera de la estéril vida militar, hacia el fructífero campo de trabajo por la humanidad.' " (Capítulo 3)

Tras ganar un prestigioso concurso de estrategia organizado por el Departamento de Guerra, Philip obtendrá la fama y el reconocimiento necesarios para comenzar a dar impulso a sus proyectos. Recibirá ofertas para escribir en diversos diarios, que aceptará (tras haber recuperado la vista) con la intención de independizarse económicamente y comenzar a difundir sus ideas masivamente; lo hace abordando distintos temas sociales, articulando sus escritos entorno a experiencias pasadas que le impulsaron a consagrar su vida a la mejora de la humanidad (en concreto, entorno a la trágica historia de pobreza y enfermedades de la familia Turner y a la historia de pogromos y persecuciones de la familia de Mr.Levinski, judío emigrado desde Polonia, quien es propietario de la habitación en la que Dru vive como alquilado).

" 'Esta experiencia ha sido mi lección, y a partir de ahora es mi propósito consagrar mi vida a la mejora de personas como éstas. Nuestros pensamientos, nuestros hábitos, nuestras morales, nuestra civilización en sí está mal, pues sino no sería posible que esta clase de sufrimientos existieran.' [...] Los pobres, los débiles y discapacitados no se llevaron a sí mismos a tal condición. [...] Los fuertes ayudarán a los débiles, los ricos compartirán con los pobres, y no será llamado caridad, porque será conocido como justicia.' "(Capítulo 5)
" 'Estoy comprometido con un trabajo vital de carácter distinto, uno en el que la gloria y el éxito tal y como lo conoce el mundo no puede entrar nunca, pero que apela a cada instinto que poseo. He vuelto mi cara hacia la única dirección [One Direction], y pase lo que pase, no cambiaré nunca.' " (Capítulo 7)

La oposición que enfrenta Gloria en el seno de su familia, adinerada y más bien conservadora y tradicionalista, respecto a sus nuevas actividades como trabajadora social ("settlement worker") y su progresista visión de la sociedad que relacionan con Dru, le obligará a mantenerse alejada de las clases empobrecidas. Philip verá en esto una grandiosa oportunidad, la oportunidad de cambiar el mundo actuando directamente sobre los más ricos, propagando la revolución desde las clases altas para promover su acercamiento hacia las más desfavorecidas. Gloria, "la Juana de Arco" (Capítulo 18) de dicha causa, hará su trabajo con gran eficiencia durante los siguientes cinco años.

"Lo más importante a hacer ahora no es entre los pobres sino entre los ricos. Es aquí donde puedes convertirte en una poderosa misionaria del bien. Todos nosotros podemos estar con los pobres, pues nos recibirán bien, pero hay muy pocos que piensen como tú, y que puedan estar entre los ricos y poderosos. Deja que éste sea tu campo de emprendimiento.' " (Capítulo 10)

La pésima situación financiera y social en la que se halla inmerso el país desde comienzo de los años 20, la creciente desigualdad social y la enorme corrupción que ha corrompido a las distintas instituciones de la Nación (y que Mandell House, que hizo subir a cuatro gobernadores de Texas y que era asesor de Woodrow Wilson conocía muy bien; por eso nos da tantos detalles en la novela, de tintes autobiográficos, sobre algunos de los mecanismos de control y engaño empleados), empezando por los partidos políticos (con un sistema bipartidista como el actual), ha creado en la República una situación de tal inestabilidad que muchos académicos y estadísticas preven que terminará en guerra civil.

"En el año 1.920, los estudiantes y estadistas veían muchos indicativos de que los problemas sociales, financieros e industriales que habían enojado por tanto tiempo a los Estados Unidos de América iban a culminar en una guerra civil.
La riqueza había crecido tanto, que unos pocos iban a ahogar a la mayoría, y entre las grandes masas de gente, existía un descontento sombrío y revolucinario.
El trabajador en las ciudades, el productor de la granja, el comerciante, el hombre de profesión y todo el capital bien organizado y sus satélites, veían un lúgubre y desesperanzador futuro." (Capítulo 1)

Efectivamente, así es. Un enorme escándalo político sacude a toda la Federación de un día para el otro cuando se descubre a través de la filtración de una grabación privada a los medios de comunicación que el Senador Selwyn (amigo de Gloria Strawn, tiene la oportunidad de conocer a Philip antes de que comience el conflicto) y el banquero John Thor han conspirado y tejido en la sombra toda una estructura invisible que les permite dirigir el país entero tras bastidores, siendo sus principales objetivos la promoción del libre mercado para el beneficio y protección de los grandes intereses privados.

"Necesitamos paz, paz legislativa y política, de modo que nuestra gente pueda volver a sus industrias y hacerlas funcionar con éxito, con el sano conocimiento de que las leyes que gobiernan el comercio y las condiciones comerciales no puedan ser molestadas por la noche"  (Selwyn, Capítulo 12)
"Era un juego fascinante para Selwyn. [...] Quería gobernar la Nación con mano absoluta, y además sin ser conocido como el poder dirigente. [...] El gobierno estaba en sus manos. Había alcanzado el súmmum de su ambición, y el placer obtenido hacía que su trabajo pareciera valer la pena. Pero Selwyn, un hombre tan grande como era, no sabía, no podía saber, que cuando su poder era más grande era cuando era más inseguro. No conocía, no podía conocer, qué clase de fuerza estaba trabajando para su ruina y la ruina de su sistema.
Toma ánimo,  por tanto, tú que has perdido la fe en el destino último de la República, pues alguien más grande que Selwyn está aquí para defender tu causa. Viene armado con la justicia y con la luz de la razón en sus ojos. Viene como abogado de la igualdad de oportunidades y viene con el poder para imponer su deseo." (Capítulo 14)

"Todos los empleados habían marchado, y las luces estaban apagadas y Spears [El filtrador de la conversación privada y secretario de Thor. Nota del autor] se encontraba sentado al lado de la ventana contemplando la moderna gran Babilonia, luchando todavía con su conciencia. [...] Spears sabía que todo el tejido social e industrial de la nación estaba bajo una gran tensión, y que bastaba tan solo una chispa para hacerlo explotar. [...] Encendió las luces y corrió a revisar la guía de teléfonos hasta encontrar el nombre del diario que consideraba más importante." (Capítulo 16)

En cuestión de muy poco tiempo se convocan movilizaciones y protestas en las calles, apoyadas por numerosos intelectuales y personajes conocidos de la vida pública a través de manifiestos, en las que se clama por las cabezas de Thor y los suyos y por el derrocamiento del Gobierno. En una de ellas, numerosos oradores y reputadas figuras salen uno tras otro al estrado a arengar a las masas, con conmoverdores mítines en los que expresan su indignación y exigen el cambio social. En primera fila se haya Philip Dru, "el paragón de los tiempos" (Capítulo 13), que sin temor alguno subirá al escenario y demandará la palabra; tras un enérgico e inspirador discurso, se convertirá en el líder social más relevante de todos.

"Esperó durante prácticamente un minuto a que la calma total prevaleciera, y luego, con una voz de timbre profundo, habló con tal fervor y elocuencia que uno de los presentes dijo más tarde que sabía que la hora del hombre había llegado." (Capítulo 16)

En su discurso apelará a la contención y la no-violencia, y sugerirá la creación de un comité popular con capacidad para organizar al pueblo y dirigir el proceso de cambio. La creación del comité es aprobada inmediatamente y, el primer miembro en ser escogido, es el propio Dru. Llamando al despertar de la conciencia y al levantamiento, se formula un plan urgiendo a la organización y cooperación de los ciudadanos simpatizantes con el movimiento a través de todo el territorio. Rápidamente se hacen llamados al financiamiento y la respuesta, inmediata y generosa, no se hace esperar.
Selwyn, que al igual que un zar o un monarca controla todo el gobierno, comienza a reunir tropas como antesala a una gran y sangrienta represión.
Gloria, por su parte, gracias a su trabajo de proselitismo entre los ricos, es capaz de reunir una cantidad ingente de dinero en  tan solo dos semanas, más que suficiente para la organización del movimiento popular y la constitución de un ejército rebelde de cientos de miles de hombres que será dirigido por Philip.

" 'No tienes por qué restarle importancia a tu sugerencia en este asunto, Gloria, pues la falta de fondos para la organización es esencialmente nuestro punto débil. Con dinero podemos derrocar a la oposición, sin él me temo que nos derrotarán. En cuanto a la cantidad necesaria, no puedo fijar un límite. Cuanto más consigas mejor nos podremos organizar. Haz lo que puedas y hazlo rápido, y estate segura de que si la suma es considerable y nuestra causa triunfa, tú habrás sido el factor más potente de todos nosotros.' " (Capítulo 18)

El impedimento de ir a votar a las elecciones impuesto por el gobierno a la ciudadanía y la subsiguiente jornada de muerte y destrucción en las calles, hace que la situación acabe de estallar. Las posiciones rebeldes se asentarán en la parte oeste el país, donde hay mayor simpatía por la revolución,  mientras que el ejército regular tendrá control sobre la parte este.

"De hecho, la consciencia de la gran masa de gente, Este y Oeste, estaba de parte de Dru, pues era sabido que contendía por aquellas cosas que permitirían a la Nación convertirse de nuevo en una tierra de libertad en su sentido más verdadero y elevado, una tierra donde el estado de derecho prevaleciera, una tierra de igualdad de oportunidades, una tierra donde la justicia fuera aplicada tanto a los de arriba como a los de abajo con una mano estable e imparcial." (Capítulo 20)

La guerra (en la que curiosamente no participará la aviación, pues en un convenio internacional se ha prohibido su uso) se decidirá en una sola batalla, la batalla de Elma, la batalla más importante que jamás se haya librado, en la que se enfrentarán más de un millón de hombres y que ganará, con gran maestría y heroidicidad, el General Dru. Gloria participará en ella alistándose a los Cuerpos de la Cruz Roja [Dato: La Cruz roja, que dependía principalmente de J.P.Morgan, sirvió como tapadera para el viaje de los representantes de la élite de Wall Street a Rusia en 1.917, a donde viajaban en el marco de su proyecto de creación de la Unión Soviética].

" 'Ya es seguro que habrá solamente una batalla, y su resultado depende de vosotros. Si lucháis como sé que lucharéis, seguro que tendréis éxito, y pronto podréis volver a casa con vuestras familias, llevando con vosotros la garantía de que habéis ganado la que será quizás la victoria más importante que se haya logrado jamás. Pienso que la libertad humana nunca ha dependido tanto de un conflicto como lo hace sobre éste, y tengo fe en que una vez recibáis órdenes de avanzar, nunca volveréis atrás.'" (Capítulo 21)
"Dos veces la gran república había sido bautizada en sangre y cada vez el resultado ha cambiado el pensamiento y el destino del hombre. Y así sería ahora, solo que para un propósito mayor." (Capítulo 23)
"Elogió a su ejército acerca de su patriotismo y valentía, y les dijo que habían ganado lo que era, quizás, la victoria más importante de la historia de la guerra. Lamentó el hecho de que, por necesidad, era una victoria sobre sus conciudadanos, pero prometió que la brecha sería pronto sanada, pues era su propósito tratarlos como hermanos." (Capítulo 25)

Tras su derrota Selwyn se rinde, el Presidente Rockwell (agente de Selwyn) y su gabinete se exilian y Dru asume los poderes de dictador, autoproclamándose "Administrador de la República".

"Selwyn se rindió formalmente y fue puesto bajo arresto, aunque no fue más que una mera formalidad, [...] por su efecto sobre la Nación. 
[...] El General Dru concertó una conferencia con sus oficiales y anunció su propósito de asumir los poderes de un dictador, repugnante como lo era para él, y, como sentía que iba a serlo también, para el pueblo. Explicó que este paso tan radical era necesario. [...] Luego emitió un mensaje a su ejército autoproclamándose 'Administrador de la República.' " (Capítulo 25)
"Se tenía la sensación de que la propiedad y las vidas de todos ahora estaban sujetas a un solo hombre." (Capítulo 26)

Su intención es, lo que causa temor en mucha gente, asumir, "por la gracia de Dios", toda una serie de poderes especiales durante el tiempo suficiente como para poder llevar a cabo el conjunto de reformas necesarias que tiene en mente y por las que el pueblo ha luchado y derramado su sangre. Después, se retirará, convocará elecciones y se volverá a la democracia representativa.

" 'Por mucho tiempo he sabido que esta hora llegaría, y que habría algunos de vosotros que se pondrían en pie espantados durante el momento del paso de un gobierno constitucional al despotismo, sin importar cuán puras y exaltadas creáis que son mis intenciones.'  
'Pero durante las largas vigilias nocturnas, en la soledad de mi tienda de campaña, he concebido un plan de gobierno que, por la Gracia de Dios, espero ser capaz de dar al pueblo americano. Mi vida está consagrada a nuestra causa.' " (Capítulo 26)  

La cúpula militar y gran parte de la ciudadanía aceptan la tiranía de Dru, durante la cual redactará una nueva constitución para la Nación y cada uno de sus Estados, reformará el sistema legal y judicial, el sistema tributario y el financiero con tal de hacer el sistema en su conjunto más homogéneo, simple, eficaz, eficiente y justo. Nacionalizará algunas empresas (como telefonía y telégrafos) y se asegurará de que las corporaciones sobreponen el interés popular y nacional al suyo; obligándolas a ser transparentes, creando organismos de control, incorporando representantes de los trabajadores y del gobierno en la cúpula directiva, restringiendo la existencia de franquicias y subsidiarias o empleando la propaganda y moldeando la opinión pública para mantenerlas a raya (Vea la entrada "Propaganda: creando la mente pública").

"Era la idea de Dru que la opinión pública fuera invocada para ayudar a la tarea, y que los fiscales de distrito  y grandes jurados, a través del país, fueran exhortados a cumplir su deber." (Capítulo 44) 

Actauará también sobre los usureros, los especuladores,  la competencia desleal y los monopolios - únicos o resultantes de acuerdos secretos entre corporaciones - o sobre las conspiraciones para controlar los precios de mercado. Incorporará una nueva ley de seguridad y salud laborales, de divorcio y funeraria, un nuevo plan de pensiones, establecerá cooperativas agrarias entre los pequeños y medianos agricultores, cooperativas de ahorro y crédito, montará oficinas de empleo, sindicatos, garantizará salarios justos y el empleo a todo aquél que busque uno, restringirá las horas laborales a un máximo de ocho horas por día durante seis días a la semana, trabajará por un sistema sanitario de calidad, abogará por la independencia de la mujer y la igualdad de géneros y decidirá implantar, tras su retiro, un sistema de Sufragio Universal donde los ciudadanos puedan votar independientemente de su sexo, raza o color (como curiosidad, en Estados Unidos el Sufragio Universal no se estableció hasta el año 1.965). Como consecuencia de todo ello, también despertará el interés de la gente por los asuntos públicos y la política.

En el capítulo 28, "Una crisis internacional", Colonel House dibuja un escenario geopolítico ficticio de la década de los años 20 (Post-primera Guerra Mundial en la realidad), en el que nos ofrece una sorprendente predicción; Inglaterra y Alemania han llegado a un acuerdo bajo el cual ésta última podrá meter mano en las colonias de América del Sur bajo protección británica a cambio de conceder a Reino Unido todos sus territorios de África. Ésto, en la novela, es un acuerdo secreto pactado entre las dos potencias filtrado a través de una de las entidades bancarias internacionales más importantes a Selwyn (a través de Thor), quién informará de ello a Philip [Inciso: Tras su conversión a patriota arrepentido, Selwyn -a quién el entorno y la educación le habían llevado por el mal camino, por lo que no fue condenado tras la guerra civil- pasará a ser con el tiempo uno de los mejores y más leales consejeros y amigos de Dru - al cual "terminará amando como a su propio hijo" (Capítulo 46) -, dando a conocer en una de sus conversaciones con el General su vida y la historia de cómo alcanzó el poder.

"Los caminos del destino a veces nos conducen por extrañas e insospechadas direcciones y juntan a aquellos cuyos pensamientos y propósitos son tan distantes como el espacio mismo." (Capítulo 13)

Selwyn constituirá una excelente fuente de información, ayudará a Dru a conocer los distintos trucos y artimañas utilizados por los grandes intereses privados y las multinacionales y, finalmente, decidirá donar de forma estudiada parte de su dinero a amigos y cercanos y emplear el resto de su fortuna, aconsejado por el mismo Dru, en organizar mediante "la propaganda para el bien" (Capítulo 47) el movimiento a favor de la liberación y la igualdad de las mujeres, así como en promover la educación sexual.] Alemania actúa omitiendo así la Doctrina Monroe (bajo la cual cualquier intervención europea sobre América será considerada como una agresión que requerirá de una correspondiente intervención estadounidense), lo que pone a las tres potencias en riesgo de guerra. Ello obligará a Dru a aumentar las despesas militares de la Nación y, entre otras cosas, a expandir su poder sobre los mares. [En la historia real, tras el fin de la Primera Guerra Mundial, Alemania se vio forzada a traspasar el control de sus territorios de África a Reino Unido (exceptuando Togolandia, que fue dividida entre Francia y Reino Unido, y Ruanda Urundi, que fue concedida a Bélgica), bajo el marco de los llamados Mandatos de la Sociedad de Naciones que el propio Colonel House supervisaba]. En respuesta a la asociación germano-británica Dru promoverá acciones de desestabilización dentro de Inglaterra, que conducirán a una serie de negociaciones en las que ambas potencias acuerdan proceder al desarme progresivo y establecer una alianza histórica: ejercerán la talasocracia y ser erigirán como garantes de la paz mundial y de la libertad de comercio (una historia más que conocida en la actualidad).

"En consideración al levantamiento por parte de los Estados Unidos de prácticamente todas las barreras, y acordando dejar excluido al Hemisferio Este, manteniendo junto a ella la paz y la libertad de comercio en el mundo, y en consideración al reconocimiento de los Estados Unidos de la necesidad de su supremacía sobre los mares, Inglaterra, después de haber obtenido el consentimiento de Canadá, acordó renunciar a su propia esfera de influencia política sobre el Dominio, y dejarla bajo la tutela de los Estados Unidos." (Capítulo 48)
"La Marina Americana al final de la sabia administración Dru era la segunda solo por debajo de la de Inglaterra, y las dos grandes naciones angloparlantes juntas mantuvieron en mutuo acuerdo la paz y la libertad de comercio de los Siete Mares." (Capítulo52)

A Alemania, en compensación, se le permite el acceso al mercado sudamericano y a Ásia Minor (Turquía). África quedará, como estaba previsto, básicamente bajo la influencia de Inglaterra. Canadá pasará, bajo concesión británica, a la esfera de influencia estadounidense. Respecto a Japón, que se había aliado con Alemania, le son concedidas las Filipinas tal y como reclamaba siempre y cuando garantice el mantenimiento de las relaciones de libre comercio del resto de naciones con las islas. Nadie pondrá objeciones en considerar el este Asiático como la zona de influencia propia de Japón y la República China, con tal de que ambas faciliten la destrucción de Rusia. En ésta última precisamente, piensa Dru, debe promoverse el cambio, pues todavía reina en él un poder despótico con hábitos medievales que mantiene a la gente en la ignorancia, la pobreza y la sumisión.

"Japón y China iban a tener toda Asia Oriental como su esfera de influencia, y si les placía hacer retroceder a Rusia hasta dentro de Europa, nadie interferiría.
El gran gigante no se había deshecho todavía  de los modos y hábitos del medievalismo. Sus gentes no estaban siendo educadas, y no indicaba tener intención alguna de prepararlas para las responsabilidades del autogobierno, del que ellos eran titulares. A veces en sus ensueños, Dru pensaba sobre Rusia en toda su inmensidad, de la ignorancia y la visión desesperanzadora de la gente, y se preguntaba cuándo llegaría su liberación. Había, él sabía, un gran trabajo que hacer para alguien en aquella despótica tierra." (Capítulo 48)    

La radical reorganización del mapa geopolítico liderada por Dru en el mundo deberá llevar a éste, en definitiva, si cada parte cumple con sus obligaciones, hacia una paz beneficiosa y duradera, y a la aceptación a escala planetaria del principio de la hermandad humana.

"De este modo Dru había formulado y puesto en marcha una política internacional, la cual, si la ahesión a la misma era hecha con buena fe, daría lugar a la comunidad de naciones, a una paz duradera y beneficiosa, y a la aceptación del principio de la hermandad humana." (Capítulo 48)  

El impulso definitivo para la promoción de esta política global se llevará a cabo en México y Centroamérica, donde la gran inestabilidad generada por los constantes golpes de estado y revoluciones no permiten a las potencias occidentales sacar el provecho económico esperado de sus inversiones. Dru, pues, aupado por Alemania, Reino Unido y otras naciones, bajo el égida de la Doctrina del Destino Manifiesto y el pretexto humanitario, decide declarar la guerra a México y al resto de Repúblicas de Centroamérica e invadirlas con tal de liberar a sus pueblos de la mano que les oprime. La batalla decisiva tiene lugar en "La Tuna", donde el presidente y comandante Benevides sufrirá una espantosa derrota.

"Expresó sus pesar por el hecho de que un país tan favorecido por Dios tuviera que ser tan maltratado por el hombre, que con la paz, el orden y una administración justa, México y sus repúblicas hermanas, estaba convencido, alcanzarían un lugar elevado en la estima del mundo. [...] Conocía donde se hallaba el problema, y estaba seguro de que la masa de gente daría la bienvenida al cambio de unas condiciones existentes insoportables. El país estaba entonces, y lo había estado por siglos, mal gobernado por una burocracia, y declaró su creencia de que el pueblo mexicano en su totalidad creía que los americanos les traerían mayores dosis de libertad y protección de la que habían conocido jamás antes.
[...] 'Nosotros los de Europa Occidental y los Estados Unidos tenemos nuestras propias teorías sobre cómo funciona el gobierno, teorías que quizás no consigas apreciar, pero sentimos que no solo debemos observarlas en nosotros mismos, si no intentar y persuadir a otros de que hagan lo mismo. [...] Te aseguro que mi visita no es interesada; no es para adquirir territorio ni tampoco para mi engrandecimiento ni el de mi país, sino para hacer el trabajo que sentimos que debe ser hecho, y que tú rechazas hacer.' "(Philip Dru hablando con el comandante Benevides, Capítulo 50)
" 'No es nuestro propósito anexar tu país ni ninguna parte de él, ni tampoco pediremos ninguna indemnización como resultado de la victoria más que el pago del actual coste de la guerra y del mantenimiento de las tropas americanas mientras el orden esté siendo restablecido. Pero en el futuro, nuestra bandera es vuestra bandera, y estaréis bajo la protección directa de los Estados Unidos. Es nuestro propósito ofrecer a vuestro pueblo los beneficios del sistema educativo más iluminado. [...] La tierra ahora propiedad de unos pocos será propiedad de la mayoría. En otra generación, esta bella tierra estará llena de gente educada, próspera y feliz, la cual venerará la batalla de La Tuna como el lugar de nacimiento de su liberación.' " (Capítulo 51)

La intención no declarada de Dru es, contrariamente a lo que dice con anterioridad al pueblo mexicano, unificar todas las repúblicas centroamericanas y México bajo un solo gobierno, que más tarde anexionará a Estados Unidos y Canadá, conformando así la Unión, es decir, la unión del la mitad norte del hemisferio occidental. Dicha Unión, lejos de ser mera ficción, es un proyecto político absolutamente real puesto en marcha en 2005 por la administración Bush en concordancia con los presidentes de Canadá y México, la Unión Norteamericana, la cual prevé la creación de un espacio político, económico y militar común entre los tres países, que compartirían una misma moneda, el amero (que podría llegar tras un eventual derrumbamiento del dólar estadounidense), y que abriría el camino para la constitución del Tecnato soñado por Technocracy.Inc.

"Aunque Dru no lo indicó entonces, tenía en mente la unión de México y las Repúblicas de Centroamérica bajo un solo gobierno, aunque los estados se mantendrían separados." (Capítulo 51)
"Mediante negociaciones, adquisiciones y permitiendo a otros poderes amplias estaciones de carbón a lo largo de las costas del Atlántico y del Pacífico, las Bahamas, Bermuda y las Indias Occidentales británica, francesa y danesa estaban bajo protección americana, y la 'Old Glory' [la bandera de los Estados Unidos. Nota del autor] era el emblema indiscutible de autoridad en la mitad norte del Hemisferio Occidental." (Capítulo 52, "La Unidad de la Mitad Norte del Hemisferio Occidental bajo la Nueva República)

Tras siete años de gobierno, una vez llevadas a cabo todas las reformas necesarias, y tras haber convertido a los Estados Unidos en la mayor potencia mundial (estando su poder marítimo tan solo por debajo del inglés), el General Dru, "el Profeta de un nuevo día" (Capítulo 6), dará paso a las elecciones presidenciales (cada mandato presidencial durará 10 años, no estando permitida la reelección, y "los deberes del presidente serán prácticamente en su totalidad formales y ceremoniales" - Capítulo 41) y se retirará de forma definitiva. Después de haber hecho su aportación a la humanidad y de haber realizado el trabajo de su vida, se prometerá con Gloria y ambos marcharán a vivir a territorio no especificado, presumiblemente, según se da a entender, a Rusia. ¿Quizá a organizar la Revolución que Dru considera tan necesaria en dichas tierras y que estaba por venir en el mundo real?

"En los años desde que se graduó en West Point el General Dru había aprendido a hablar fluidamente alemán, francés y español, y estaba aprendiendo con Gloria la lengua de los eslavos a ratos durante los últimos meses de su administración. Gloria se preguntaba por qué estaba tan decidido en aprender esta lengua, y por qué quería que ella también la aprendiera, pero no se lo preguntó, pues por experiencia sabía que se lo contaría cuando estuviera preparado para hacérselo saber.
[...] Y ahora el trabajo de su vida ya estaba hecho. ¡Cuan feliz estaba ella!  Si no la amaba, sabía que no amaría a ninguna otra, ya que no sabía de ninguna mujer con la que fuera más educado y agradable. [...] Entonces Philip cogió la dócil mano de Gloria, y dijo, 'Mi querida, ¿vendrás conmigo en mi exilio? Te he amado desde el día en que entraste en mi vida, y no puedes imaginarte como he esperado la hora en que pudiera decirte esto.' [...] 'Ven, dulce Gloria, ven conmigo.' [...] Ella no respondió. ¿Qué necesidad había? 
[...] Una multitud de amigos, y aquellos que les deseaban lo mejor, se congregaron en el muelle y sobre los montículos colindantes para despedirse de Philip y su prometida Gloria. 
Observaron con tristeza silenciosa tan lejos como les alcanzaba la vista la silueta del barco en el firmamento oeste, hasta que desapareció en el espléndido vacío del Pacífico. 
¿Dónde se encontraban amarrados? ¿Volverían? Estas eran las preguntas que todos se hacían, pero a las que nadie podía dar una respuesta." (Capítulo 53)

Ciertamente, Edward Mandell House, que dentro de la red de control tejida por la élite mundial actuaba como puente entre Wall Street y el grupo Milner, conocía perfectamente los planes trazados para derrocar a la dinastía Romanov. El primer gran intento se había llevado a cabo sin éxito en 1905, por lo que tuvo que posponerse hasta el fin de la Primera Guerra Mundial, aprovechando la debilidad de la Tercera Roma para implementar con mayor fuerza los esquemas de la Revolución de 1917. Colonel House nos adelanta dichos esquemas aplicándolos de forma ficticia sobre territorio estadounidense, pero advirtiendo a la potencia eslava, dentro de la propia novela, que Philip Dru se dirige hacia sus tierras. Nos muestra una "Revolución de color" en toda regla, haciendo uso de los medios de comunicación para desatar un escándalo político que sacuda a la sociedad y sirva como pretexto para la agitación y movilización de las masas, para llamar al levantamiento, a la contención y a la no-violencia, así como al despertar de la conciencia. La movilización será dirigida y promovida por agentes de los servicios de inteligencia, como figuras públicas o el mismo Philip Dru (que emula, 5 años antes de que ocurriera, a la figura de Lev Davídovich Bronstein, más conocido como Lev Trotsky, o a la figura de Lenin. Curiosamente su discurso, pero, se asemeja más al de Hugo Chávez, Naomi Klein, Noam Chomsky o Pablo Iglesias que al de los bolcheviques), a través de todo un sistema de organización popular (los soviets). La financiación masiva llega de todas partes, aunque no se especifica su origen. Si no se tratara de una Revolución de Color, resultaría incomprensible para el lector comprender por qué la guerra civil estalla de un capítulo para el otro y la perfecta e increíble organización del pueblo en cuestión de días para hacer frente a las grandes multinacionales (los hombres más poderosos del planeta), conformándose incluso un ejército de cientos de miles de hombres.

En la actualidad, podemos vislumbrar una clara semejanza entre lo narrado en la novela y lo ocurrido durante la revolución de Ocubre (que a su vez se basó en algunos métodos utilizados durante la Revolución Francesa) con los esquemas aplicados hoy en día por movimientos políticos internacionales como el de Beppe Grillo, 15-M-Podemos y Ocuppy Wall Street, que emplean fórmulas antiguas renovadas y adaptadas a la realidad actual; los soviets han sido sustituidos por asambleas populares o ciudadanas (o más recientemente, círculos), las movilizaciones en las calles  han sido ajustadas a los nuevos métodos de George Soros y Gene Sharp (congregando a "la ciudadanía" en las plazas de todo el planeta haciendo uso de Internet y las redes sociales en coordinación con los medios de masas como la televisión), el discurso marxista ha sido sustituido por el llamado "socialismo del siglo XXI" de Hugo Chávez, el cual guarda sus raíces en la no tan conocida "Tercera Vía" de Tony Blair... 

"Cristo es uno de los más grandes revolucionarios que haya nacido en esta tierra. Cristo, el verdadero Cristo, no el que algunos sectores de la Iglesia Católica manipulan, era un verdadero revolucionario socialista."
"Para mí el más grande socialista de nuestra era se llama Jesús de Nazaret." - Hugo Chávez (citas extraídas de "Pensamientos del Presidente Chávez" y de su discurso de Domingo de Ramos, respectivamente)

"Claro que la crisis tiene nombres y apellidos. Nosotros somos europeístas, pero hay algunos que han robado la Europa de la libertad, la igualdad y la fraternidad y la han convertido en una pesadilla oligárquica. Nosotros queremos decir que con los compañeros griegos, que con los compañeros del sur de Europa, que con todos los pueblos europeos, queremos recuperar una idea de Europa para los ciudadanos, para los trabajadores y trabajadoras, una Europa que recupere los valores de los que todos somos hijos: ¡Igualdad, Libertad y Fraternidad!
[...] Sabemos que va a ser difícil pero no tenemos miedo. No tenemos miedo. El miedo lo empiezan a tener otros como J.P. Morgan, que parece que están muy preocupados. [...] No es ya que el miedo esté cambiando de bando, es que también la sonrisa está empezando a cambiar de bando.
[...] Los arquitectos de Podemos son los que han creado un sistema corrupto, son los responsables de la precariedad laboral, son los responsables del empeoramiento de las condiciones de trabajo, los creadores de Podemos son los que han enviado al exilio a miles de jóvenes, los creadores de Podemos son los creadores de la desigualdad, los responsables del robo, los responsables del expolio. Podemos no es un experimento político, [...] Podemos es el resultado de algo mucho más triste, Podemos es el resultado del fracaso del régimen, de sus oligarcas y de sus partidos. Podemos es una respuesta a todos esos viejos, de corazón viejo, que decían que no se podía. Pues bien, la gente les ha respondido: ¡Claro que Podemos!" - Pablo Iglesias en su primer discurso como Secretario General de Podemos.

No erraremos en decir, por lo tanto, que tras Pablo Iglesias y su partido, Podemos, se hayan la City de Londres y Wall Street, y que han llegado aquí para facilitar que aquel proceso irreversible que se puso en marcha un día de 1.789 en Francia, llegue finalmente a término. Un Mesías más de la globalización planetaria o, visto de un modo más racional, un paso realista y necesario para "la conquista de los males que hostigan a los hombres". 

"'Esta, Philip, es la razón por la que nos esforzamos tanto por los mismos propósitos. Ambos queremos, creo, suprimir la ecuación egoísta de nuestro tejido social. Queremos eliminar el aguijón de la pobreza, y queremos que la envidia no tenga lugar en un mundo como el nuestro.' [...] 'Soy terriblemente optimista sobre ello. Creo que llegará tan rápido, que una vez haya comenzado, nos dejará anonadados. La proverbial bola de nieve rodando montaña abajo no será nada en comparación. Todo el mundo querrá unirse a la procesión a la vez. Nadie querrá ser dejado de lado para ser acusado por el dedo del Desprecio. Y, aunque extraño, creo que serán los educados y los ricos, de hecho los que ahora son más egoístas, que estarán en la vanguardia de la procesión. Serán los primeros en darse cuenta del placer de todo ello, y por este camino redimirán los pecados de sus ancestros.' " (Gloria, Capítulo 27)


       Discurso de Philip Dru, un siglo más tarde. Mientras tanto, Gloria (Tania Sánchez), se afana en crear su propia plataforma. 
" 'No obstante, nunca ha habido un momento en la historia en el que la mayoría de gente no haya pensado correctamente sobre las cuestiones públicas que se presentan ante ella, y no hay razón para creer que pensarán de forma equivocada ahora.' " (Capítulo 39)


*Nota: Karl Marx era un miembro de la familia Rothschild y da apellido al protagonista de "Un Mundo Feliz". Uno de los agentes de la familia Rothschild fue J.P Morgan, quien da nombre al personaje de la misma novela Morgana Rothschild. Otro agente de la familia Rothschild fue Cecil John Rhodes, padre del estado de Sudáfrica (y responsable directo de la guerra de los Bóeres, del exterminio de numerosos pueblos africanos y del Apartheid) y de Rhodesia, actuales Zambia y Zimbawe, así como principal responsable del comercio y tráfico de diamantes, monopolizado por su empresa De Beers Consolidated Mines. Cecil J. Rhodes ambicionaba la creación de un Estado Mundial gobernado por los germanos (anglosajones), inspirado por las ideas impartidas en el seno de la sociedad fabiana (entre cuyos miembros encontramos a H.G Wells, Bertrand Russell o George Bernard Shaw. Éste último da el nombre al protagonista de "Un Mundo Feliz"). Muchos de sus esfuerzos estuvieron orientados al establecimiento de una sociedad secreta dedicada exclusivamente a la creación de este "valiente nuevo mundo", lo que marcó el pistoletazo de salida para el proyecto de la mundialización, estableciéndose al cabo de poco tiempo las Round Tables, el Chatham House y el CFR. Una de las herramientas empleadas en la creación de esta red secreta de personas son las becas Rhodes (Susan Rice, la actual Consejera de Seguridad Nacional de EE.UU, por ejemplo, posee una de estas becas), ahora acompañadas de las becas Mandela-Rhodes, emitidas por la Mandela Rhodes Foundation (Nelson Mandela es un agente del MI6 británico).

Calbert

Vea también: "La historia del Nuevo Orden Mundial", "Cecil John Rhodes", "The Last Will and testament of Cecil John Rhodes", "Socialismo del Siglo XXI", "The Strangest Friendship in History: Woodrow Wilson and Colonel House", "La aventura del pensamiento: Karl Marx", "Crean los problemas y te ofrecen al solución: Un Gobierno Mundial", "Los Vigilantes", "La Perspectiva Científica", "La aventura del pensamiento:"Bertrand Russell", "La Última Guerra", "El Nuevo Orden Mundial", "La Conspiración Abierta", "El Cerebro Mundial", "La Tecnocracia: de la teoría a la práctica", "La historia de la Eugenesia", "Propaganda: creando la mente pública", "El gran tablero de Ajedrez: la Primacía Americana y su Imperativos Globales", "La Revolución Global y el sueño e la democracia", "La República", "¿Por qué quieren tanto dinero y poder?". 

martes, 12 de agosto de 2014

La Guerra de Continentes

Teoría del Rimland, de John Spykman, en la que se sustenta la actual política de contención estadounidense.
Leyendo "El Gran Tablero de Ajedrez" de Zbigniew Brzezinski uno podía prever el conflicto de Ucrania hace diecisiete años. Siguiendo a Alexander Duguin, hace prácticamente diez años, uno ya podía estar convencido de que este choque iba a tener lugar. En 2009 Duguin afirmó que las elecciones nacionales de 2010 iban a ser las últimas en producirse en el seno de una Ucrania unida y que la Guerra Civil estaba próxima; exactamente así ha sucedido. Por aquel entonces estaba en marcha el conflicto de Georgia, durante el cual el geoestratega instó a la anexión de Crimea a Rusia. Estamos en 2014 y Crimea ha sido anexada. Parece ser que ambos analistas, Brzezinski y Duguin, son los artífices de la política exterior de sus respectivos Imperios. Brzezinski está detrás de Obama, Duguin está detrás de Putin. Según afirma Dugin en la entrevista que hay a continuación (minuto 25:18), en 2005 los dos sostuvieron una charla en Washington. Quién iba a saber mejor que Duguin,  pues, que la guerra civil era inevitable.

Emblema del Movimiento Euroasiático Internacional.
Alexander Duguin es el líder y fundador del Movimiento Euroasiático Internacional e ideólogo de la La Cuarta Teoría Política en la que se sustenta. Este movimiento pretende hacer emerger, tal y como se dice entre los miembros del Izborsky Club, "El Quinto Imperio". Putin está trabajando en el resurgimiento de un nuevo Imperio Ruso en el que se verán mezclados el patriotismo, la tradición y la ortodoxia de la época zarista con la tecnología actual (es curioso que la propaganda occidental no haya hecho mención de este hecho que pondría en evidencia a todos los activistas de izquierda -tanto defensores de la democracia como comunistas- pro-Putin. ¿Prefiere no dar siquiera al eurasianismo la oportunidad de expandirse?). Este Imperio, oficialmente, pretende abarcar (mediante la doctrina del "exterior cercano") todos los territorios que pertenecen históricamente a Rusia, lo que supone una extensión similar a la de la URSS. La Unión Euroasiática, que entrará en vigor en 2015, constituye el embrión.

http://cs417426.userapi.com/v417426375/28ef/Lw3of12nM1I.jpg
Duguin a la derecha, cruzado de brazos, junto a a otros miembros del MEI.
En el marco de una guerra entre el Agua y la Tierra, la victoria de uno u otro depende del control de Eurasia, y el control sobre Eurasia depende, según la perspectiva de Mackinder, del dominio de su corazón; el Heartland europeo, el agujero negro capaz de succionar al este y el oeste y cuyo punto cardinal está conformado por... Ucrania. De Ucrania depende nada más y nada menos que la conquista del mundo.

En este contexto, la OTAN lleva a cabo una expansión hacia el este acompañada de la formación de un bloque Trans-Atlántico constituido por los Estados Unidos y los eventuales Estados Unidos de Europa ("La cabeza de puente democrática"). La instauración de este bloque se va a ver accelerada por las crecientes tensiones con Rusia entorno a Ucrania y por el actual ascenso al poder en la Comisión Europea de un espía de América, Jean-Claude Junker, quien probablemente ayudará a que se concreten los procesos de independencia -como el catalán, el escocés o el vasco-, promovidos por Alemania y Estados Unidos a lo largo de todo el viejo continente.
Dentro de este mismo plan, de forma inherente a la confección de un vasto tratado de libre comercio entre Norteamérica y Europa, se concibe el traspaso de capitales desde los estados europeos hacia EE.UU en detrimento de las poblaciones del oeste de Eurasia. Un modo de conseguirlo: la crisis del euro, el corralito de Chipre (que puede servir como antecedente para otros países).
El objetivo a largo plazo es arrastrar a Rusia hacia su esfera de influencia, democratizarla y europeizarla; y la manera de lograrlo es incorporando a Ucrania a la OTAN y la UE. En última instancia acabarían integrando a Rusia, China, India, Japón y a todo el megacontinente bajo el paraguas de un Sistema de Seguridad Trans-Euroasiático (TESS), preludio inmediato de la formación de "Un Nuevo Orden Mundial" gobernado por los anglosajones.

Rusia, por su lado, hace exactamente lo mismo; su meta es construir para 2030 la llamada "Gran Europa" - con Portugal al este, Islandia y Noruega al norte, Turquía al sur y Rusia Oriental al oeste-, empezando por el establecimiento de su propia Unión Europea, la Unión Euroasiática, que abarca Rusia, Bielorrusia y Kazajistán (Nursultán Nazarbayev, presidente de Kazajistán desde el colapso de la URSS hasta la actualidad, fue el primer impulsor de la UEA).
Construir el Imperio Euroasiático, pero, requiere de una Ucrania rusa que permita al Estado-civilización eslavo ser europeo y asiático a la vez. Sin ella acabaría confinado a Asia, inmerso en todo tipo de desgastadores conflictos con sus vecinos auspiciados por el enemigo. Su objetivo, por lo tanto, es expulsar a Norteamérica de Eurasia y para ello clama a la unión de las demás naciones del mundo bajo las consignas de "Un Nuevo Orden Internacional" y "Un Mundo Multipolar", con el fin de hacer frente al atlantismo.
A este mismo fin van destinados los proyectos Nord y South Stream impulsados desde Gazprom, que durante años han tenido que rivalizar con la versión estadounidense, ahora fracasada, Proyecto Nabucco. Nord y South Stream aumentarán significativamente la dependencia europea del gas ruso, produciendo un inevitable acercamiento de los países de la UE, especialmente Alemania, hacia la órbita del estado euroasiático. Para América, como ya estamos viendo, es de vital importancia sabotearlos.

En pocas palabras, ambos pretenden conquistar la Isla del Mundo: Rusia echando a los EE.UU del tablero, EE.UU destruyendo la civilización rusa e imponiendo la suya, que promulga como universal.
Los signos de esta guerra los vemos en todas las partes del globo: la agresión contra Yugoslavia, Afganistán, Iraq, Libia y Siria, el proyecto de Oriente Medio Ampliado -con la consecuente partición de Iraq en tres estados (la creación del Estado Islámico está pensada para acrecentar el sentimiento nacionalista islámico en contra de Rusia y China, tal y como advierte Brzezinski en su libro "El Gran Tablero de Ajedrez) y un posible futuro análogo para Arabia Saudita-, la lucha por los recursos de Asia Central y África, el plan desestabilizador en Venezuela y Brasil, el ataque económico a Argentina, las crecientes tensiones por las disputas entorno a las islas del Mar Meridional y Oriental de China, las recientes masacres en Xinjiang, los históricos acuerdos entre Rusia y China, el avance inexorable del BRICS...
Las consecuencias de esta épica batalla y de las políticas particulares de cada bando, no obstante, resultan ser curiosamente siempre las mismas: "el surgimiento de una cooperación institucionalizada verdaderamente internacional", que diluye el concepto de Estado-Nación y hace a unas regiones del mundo cada vez más dependientes de otras, de modo tal que solo una estructura supranacional, a ser posible mundial, pueda administrarlas.

Respecto a Ucrania, tanto Brzezinski como Duguin concuerdan en que a Putin ya no le queda otra opción que intervenir:
Según la perspectiva de Duguin, Rusia ya ha probado sin éxito todas las vías pacíficas posibles para resolver el conflicto. Para detener el genocidio es necesario, según opina, defender Nueva Rusia mediante el envío de ayuda humanitaria, el despliegue en el territorio de unas "fuerzas de la paz" y la imposición de una zona de exclusión aérea (propuesta compartida por el comunista pro-eurasianista Gyennady Zyuganov). En otras palabras, invadir Ucrania. Por que si ante la ventaja militar de Ucrania en Nueva Rusia a los ultranacionalistas se les ocurriera agredir a Crimea, puesto que ahora es rusa, habría que declarar la guerra. Y precisamente este plan, recuperar Crimea, es el que está en mente del presidente Poroshenko.

From left: Peter Sutherland, Sadako Ogata, Zbigniew Brzezinski, Paul Volcker, David Rockefeller.
(25th Anniversary, New York, Dec. 1, 1998. Source: Trilateral Commission).
Según la visión de Brzezinski Putin solo puede escoger entre tres jugadas: 1) Desistir y aceptar a Ucrania como parte de Europa Central, es decir, rendirse y dar el visto bueno al sistema trans-euroasiático americano. 2) Continuar apoyando a las milicias separatistas pro-rusas, lo que implicaría la aplicación por parte de Occidente de nuevas sanciones verdaderamente dolorosas para Rusia, resultando perjudicados tanto el pueblo ucraniano como el ruso. 3) Invadir Ucrania. Ello provocaría, además de su aislamiento del mundo, una férrea resistencia de la nación, apoyada por los miembros de la OTAN para  que la guerra resulte lo más costosa posible al agresor.

Observando los acontecimientos sucedidos en el país desde la gestación del conflicto hasta ahora, podemos ver que ha sido diseñado para desgastar a Rusia, para ser duro y prolongado, y que por lo tanto el objetivo de Brzezisnski es conducir a Putin hacia la opción militar. Por eso todas las vías alternativas para solucionar el problema, tal y como relata Duguin, han resultado infructuosas. Por eso en Ucrania el nacionalismo alentado por la OTAN es de cariz anti-ruso y los miembros del gobierno simpatizantes nazis. Por eso las provocaciones hechas por los dirigentes de Ucrania son constantes y su modo de actuar -la masacre de Odesalos "campos de filtración"...- da continuos motivos a Rusia para que de un paso al frente; pues es todo premeditado y, sin importar el bienestar de sus habitantes, empujan al país a convertirse en un nuevo Afganistán. El destino de sus gentes está servido.

Si los acontecimientos suceden tal y como dictaminan estos dos analistas podremos estar mucho más seguros de que, en efecto, son ellos los que se encargan de dirigir los movimientos de sus respectivas potencias (Sería conveniente, entonces, encontrar a su homólogo chino, algo más difícil de conseguir debido a la gran barrera cultural que nos separa de China -empezando por la lengua-).
La intervención militar y la aplicación de las correspondientes sanciones contra Rusia tendrían como consecuencia una rotura definitiva de las relaciones entre ésta última y Occidente. Los medios de masas se verían forzados a proclamar oficialmente el inicio de una Nueva Guerra Fría. Esta Guerra, pero, no sería para nada fría, pues el antiguo equilibrio que mantenía la correlación de fuerzas años atrás ya no existe y, como ya hemos visto, los propósitos tanto de un oponente como del otro son de expansión y conquista. A partir de aquí podríamos esperar una escalada progresiva de las tensiones a nivel internacional con el paso de los años. La polarización del globo en dos bloques empezaría a ser cada vez más evidente y la anarquía y el caos se apoderarían de él; la agravación de la crisis financiera y el empobrecimiento de la población, el auge de los patriotismos, el retorno a la retórica agresiva y belicista de antaño, la aparición de nuevos conflictos, la exacerbación y el rebrote de los que se encuentran latentes...
Entre los múltiples conflictos latentes existentes tiene especial relevancia el de Taiwán. Una anexión por la fuerza de la isla por parte de China desencadenaría inevitablemente una confrontación con los EE.UU. Dada la política de contención que está siguiendo América y la patente coalición antihegemónica que China está optando por formar con Rusia, el conflicto en Taiwán podría tener repercusiones mucho mayores de las esperadas. Con el tiempo, ante el surgimiento de un nuevo Imperio Celestial hostil y agresivo, conflagraciones similares podrían desencadenarse con Japón entorno a las islas Diaoyu/Senkaku o Con Corea del Sur, EE.UU y Japón respecto a Corea del Norte. Lo mismo en cuanto al resto de vecinos con los que China mantiene disputas territoriales, que son numerosas. En definitiva, una implicación de China en un conflicto contra los EE.UU durante el transcurso de la guerra de Ucrania y de los nuevos frentes que vayan surgiendo en las fronteras de Rusia (como levantamientos musulmanes o una posible revolución en San Petersburgo) podría dar inicio a una Tercera Guerra Mundial.

Estamos viviendo, pues, la confrontación entre Eurasia y el bloque Transatlántico o Oceanía, motivo por el cual Dugin explica que el conflicto en Ucrania no es un mero enfrentamiento entre EE.UU y Rusia sino que forma parte de La Guerra de Continentes. Todo esto, -la guerra de continentes, las ambiciones imperialistas de ambos bandos, la Doctrina Manifiesto y el eurasianismo, el auge del patriotismo ruso y los nacionalismos, la geopolítica y la geoestrategia...- será por supuesto lo que estudiarán en las escuelas y las universidades de historia del futuro. En realidad, pero, no es más que un pretexto histórico sobre el cual basar la guerra. Tanto las motivaciones reales como el objetivo que las impulsan son bien distintos: se trata de un proceso dirigido y coordinado por los científicos de Pyramid Transnational para la creación de Un Mundo Feliz.

Cada vez empieza a ser más evidente la respuesta a la pregunta formulada en el artículo "Las elecciones de Hugo Chávez de 1.998" sobre por qué la élite estaría dividiendo América Latina en dos. Si el objetivo de la conflagración que se avecina es establecer un Estado Mundial, ningún país ha de poder escaparse del conflicto, pues se trata de una guerra de quinta generación dirigida contra la población y no contra el pseudoenemigo. Si Suramérica no estuviera dividida no podría verse involucrada en el enfrentamiento. Esa puede ser la razón por la que una buena porción de América Latina (además de que las colisiones incitan a la cooperación y al emergimiento de estructuras supranacionales como UNASUR y CELAC), que como mencionamos en el artículo "Las Guerras no son reales: el Ordo ab Chao" pertenece a Oceanía según el modelo geopolítico de Orwell, forma parte actualmente de Eurasia, en alianza con Estasia. Ha de ser ésta la misma razón por la que Europa, que según el modelo de 1.984 es parte de Eurasia, pertenece hoy en día a Oceanía. Si estuviera conformando Eurasia no podría haber conflicto en Europa ni Tercera Guerra Mundial, ya que su detonante, geopolíticamente hablando, ha de ser la lucha por el Pivote del Mundo. El modelo de Eric Blair (inviable si la guerra fuera real) está diseñado para que las guerras entre bandos no puedan ser devastadoras y para que sean perpetuas. Mientras que el modelo que existe hoy en la realidad está diseñado para La Última Guerra.

Según diversos analistas aereoespaciales, en 2016 podría efectuarse un ataque nuclear relámpago contra Rusia y China que dejaría a ambos inhabilitados para contestar de forma efectiva. Inmediatamente se haría uso del escudo antimisiles con el fin de frenar la respuesta enemiga, aunque probablemente no se conseguirían parar todos los proyectiles. Estén en lo cierto o no, al menos es muy significativo el hecho de que hace tan solo unos meses muchos de los encargados de apretar el botón rojo -hombres que no lo apretaron durante todo el transcurso de la Guerra Fría- hayan sido destituidos tras una campaña de propaganda en la que se les acusa de posesión de drogas y fraude en los exámenes de capacitación. Un ataque de este tipo, como el descrito en 1.984, permitiría la detonación controlada de bombas nucleares sobre objetivos cuidadosamente escogidos, al estilo Ozymandias en "Los Vigilantes", en caso de que la guerra fuera ficticia. Tanto la Primera Guerra Mundial como la Segunda lo fueron, por lo que no hay motivos para pensar que ésta, suponiendo que se diera, no lo vaya a ser también. Si así fuera, sería una guerra larga y desgarradora, diseñada para reducir significativamente la población mundial -y que por lo tanto implicaría grandes hambrunas, guerra química y bacteriológica- y capaz de sumir a las personas en un estado de desesperación tal que desearan con ansias la llegada de la estabilidad y la paz globales. Lo que vendría después, el Estado Mundial, podría darse de diversas formas:

1) El escenario futuro más realista sería el descrito por Bertrand Russell: Los Estados Unidos conquistan el mundo y establecen la plutocracia mundial. Con el tiempo la plutocracia es substituida mediante grandes revoluciones, el Imperio Americano desaparece y se da paso a un Nuevo Orden Mundial. Este esquema, hecho público por Russell en 1.931, se ha estado cumpliendo a la perfección desde entonces y está siendo dirigido en la actualidad por Brzezinski, tal y como él mismo declara en su libro "El Gran Tablero de Ajedrez". El modelo de Russell implica que la Guerra Mundial (que involucraría la detonación controlada de bombas nucleares en ciertos puntos del globo previamente escogidos, según el plan descrito por Orwell en 1.984 y por los analistas aereoespaciales sobre el ataque a China en 2016-) la ganarían los EE.UU, que terminarían estableciendo el nuevo mundo tras su victoria, antes de desfallecer desangrados por las heridas sufridas durante el enfrentamiento.

2) Un segundo escenario sería una variante del primero: EE.UU conquista el mundo, pero no hay una guerra mundial convencional. Solo se produce una Nueva Guerra Fría, con devastadores conflictos localizados y revoluciones ficticias pensados para desgastar y contener al enemigo, dejando que éste se derrumbe por sus propias debilidades. En este contexto es mucho más lógica la táctica aplicada por los EE.UU de rodear a Rusia y China, en vistas de mantener su supremacía mundial durante el tiempo suficiente como para poder dar paso al Nuevo Orden Mundial.

"A largo plazo, las políticas globales tenderán a ser cada vez más incompatibles a la concentración de poder hegemónico en manos de un único Estado. De ahí que los Estados Unidos no sólo son la primera y la única verdadera superpotencia global sino que, probablemente, serán también la última. [...] Por consiguiente, una vez que el liderazgo estadounidense empiece a declinar, es improbable que algún Estado individual pueda ostentar la actual preeminencia global estadounidense. Así pues, la pregunta clave que habrá que plantearse es la siguiente: ¿Qué legado durable de su supremacía  dejarán los Estados Unidos al mundo? [...] Así, pues, en el curso de las próximas décadas podría surgir una estructura efectiva de cooperación global basada en las realidades geopolíticas que pasaría gradualmente a ostentar el cetro del actual "príncipe regente", que por el momento está cargando con el peso de la responsabilidad de asegurar la estabilidad y la paz mundiales. El éxito geoestratégico de esa causa representaría un legado adecuado de los Estados Unidos en su papel de primera, única y verdadera superpotencia global." - Capítulo 7, El Gran Tablero de Ajedrez.

En cualquiera de los dos casos Rusia acabaría fragmentándose en tres partes y finalmente sería democratizada e integrada al bloque transatlántico. Algo semejante ocurriría con China, que sería incluida en un sistema equivalente al europeo en Asia Oriental. Todos estos sistemas quedarían subordinados por el Sistema de Seguridad TransEurioasiático, que despejaría el camino para el establecimiento del Mundo Feliz. El mayor inconveniente ligado a ambos modelos sería el de la inestabilidad y los rencores generados por la guerra, incompatibles con la República Mundial. La población del planeta estaría poco cohesionada; una proporción muy significativa del planeta se vería obligada a degustar el amargo sabor de la derrota y a acatar la dominación enemiga. Además, no existiría entre la plebe el estado de ánimo más adecuado para aceptar la llegada del Gobierno Mundial. Aunque, después de todo, la situación podría revertirse en cuestión de generaciones mediante el uso de la propaganda.

3) Un tercer escenario podría ser el descrito por Wells. Tras los devastadores años de una guerra prolongada y sangrienta, la detonación controlada de varias bombas nucleares y la inminente destrucción de la humanidad conducen a los diferentes actores internacionales a dejar a un lado sus diferencias y proclamar, en una cumbre en Brissago, la formación del Estado Mundial.
Este modelo es mucho más fantasioso y difícil de tragar. Carecería de sentido histórico; sería difícil de comprender para las masas de cada bando una rendición pactada de este tipo. La gran ventaja que presenta, en cambio, es que crearía las condiciones idóneas en la mente de los individuos para la implantación del nuevo mundo y ninguna de las partes habría de catar el sabor de la derrota; todo el mundo estaría feliz y la sociedad mundial emergería mucho más motivada y unida.

4) Finalmente, cabe la posibilidad de un último escenario, mucho menos probable; tras el surgimiento de Eurasia, Estasia y Oceanía, los tres superestados se mantienen en una guerra ficticia perpetua. Este es el modelo de Orwell ilustrado en 1.984, más conveniente para un mundo más arcaico en el que, a diferencia del de ahora, no existieran los medios necesarios para administrar la bola a través de un único Estado. Lo que hace tan improbable este escenario es que no encaja con el objetivo de la élite de hacer emerger un Estado Mundial.

El ataque a China está planeado según el Pentágono para 2017. Si se decide llevar a cabo, probablemente se retrasará. Los planes, que son dinámicos, suelen demorarse, posponerse e incluso cancelarse según los obstáculos que vayan surgiendo, circunstancias imprevistas o disputas internas. El plan de ataque directo a Siria, que al final se ha suspendido, llevaba postergándose durante años. La desintegración de Irak, que ahora está teniendo lugar, estaba planeada inicialmente para 2003. La Guerra Mundial, por ende, también puede retrasarse. Personalmente no creo que lo haga por muchos años, pues el Estado Mundial es un objetivo mayor, una meta primordial. Quizá sea por eso mismo que Gianroberto Casaleggio, el masón detrás de Beppe Grillo, haya puesto como fecha el año 2020.

Dicho esto, aclaro que todos los escenarios imaginarios aquí expuestos, al igual que todas las previsiones para el conflicto de Ucrania, son meras predicciones que uno puede desarrollar a partir de los planes oficiales y los acontecimientos de actualidad, pero que en ningún momento tienen por que ocurrir ni mucho menos. El objetivo principal de formularlas es comprobar de aquí en adelante la proporción de aciertos, para averiguar cuánto hay de correcto en el modelo de visión del mundo propuesto. Si las previsiones no se cumplen significa o bien que falta información importante, o bien que alguna de la información utilizada es incorrecta, o bien que el proceso lógico realizado es erróneo. De lo contrario, sabremos que hemos hallado la verdad.

Gaia - El futuro de la política

Propaganda de última generación; Propaganda 3.0

Los propagandistas siempre deben adaptarse a las nuevas circunstancias y estar atentos con tal de sacar provecho de cualquier oportunidad que se les presente o, en cualquier caso, reenfocar cualquier situación neutral o perjudicial para que resulte beneficiosa. Una de estas oportunidades que ayudan en gran manera a los Agentes de Mara es el avance de la tecnología; en este período en concreto, Internet. Internet, en primera instancia, comenzó siendo nada más que una extensión de los medios de masas. Poco a poco, a medida que se desarrollaba y la población empezaba a tener ordenadores más potentes en casa y conexiones más veloces, fue evolucionando hasta dar paso a la propaganda 2.0, es decir, propaganda que permite interactuar con el sujeto y ofrecerle la oportunidad de comentar y expresar sus opiniones. Hasta aquí, el único cambio significativo respecto a la televisión era la mayor penetrancia hacia el sujeto y la gran variedad de publicaciones y puntos de vista que ofrece; que resulta más bien contraproducente, ya que existe la posibilidad de que el individuo a manipular se descondicione y sea puesto en cautiverio por un encantador de serpientes que responda a intereses distintos; ello implica la necesidad de elevar el pagerank de los sitios web adecuados, de emplear tácticas de SEO, de usar cuentas falsas y agentes que dirijan las conversaciones en foros y noticiarios... Finalmente, la aparición de plataformas como Blogger y Youtube ha abierto una nueva ventana de posibilidades a los genios de la manipulación, que han conseguido llevar la propaganda a un nuevo nivel. Ha nacido la propaganda de última generación, la Propaganda 3.0; un tipo de propaganda que ya no está hecha por el ilusionista sino por los propios individuos que éste ha manipulado previamente. Dicho de otra forma, ahora son los propios esclavos los que se encargan de guiar al resto del ganado. Gracias a los servicios de Google los titiriteros ahora solo tienen que seleccionar a aquellos sujetos que representen convenientemente los valores e ideas que pretenden expandir. Luego, basta con hacer subir al blogger o al youtuber escogido de modo tal que éste no lo sepa jamás y crea con convencimiento que su éxito es fruto de la suerte, de su propio esfuerzo y/o personalidad. Exactamente lo mismo puede hacerse con cualquier vídeo en particular que sea de interés. Las herramientas a emplear para el maestro de la sombras: poner al hechizado o al vídeo en concreto en portada de Youtube, algoritmos dedicados a crear una burbuja de filtros que impida al sujeto escapar de su propia esclavitud, millones de seguidores bot para dar a conocer a nuestro propagandista marioneta, poner a dedo un número de reproducciones bien abultado, posicionar el contenido en cuestión como es debido en los motores de búsqueda, promoción por las redes sociales y, de vez en cuando, dar un pequeño impulso a nuestro "candidato manchuriano" mediante una entrevista en el diario, un aparición esporádica por televisión o incluso en alguna película. Basta que las masas piensen que alguien es un ídolo de masas para verlo como tal. El resto, pues, se hará solo. La popularidad y el renombre se irán acrecentando como una bola de nieve. Ello significa que los hechizados han de ser cuidadosamente seleccionados, pues el poder que se ha puesto en sus manos es muy grande; no deben tener capacidad alguna para darle un uso inadecuado que no congenie con los objetivos de su amo fantasma. Los propagandistas zombies, además, una vez rebestidos con el manto de la fama, otorgan a las empresas y organizaciones varias la opción de darles cabida en sus campañas de relaciones públicas, ya sea participando en eventos o directamente publicitando productos. 
¿Qué puede venderse mediante esta estratagema de una forma mucho más eficaz y cercana que cualquier otra que haya existido hasta ahora? Ideologías, guerras, videojuegos, liberalidad sexual, cultura del entretenimiento, cualquier producto de mercado y, lo más importante de todo: una forma de crecer y desarrollarse, de ser y de pensar, una forma de escribir y de hablar, de vestir y de comportarse, de interactuar con los demás y de ver el mundo.
¿Quién podría sospechar que el amigable sujeto que nos alegra la noche después de una interminable jornada en el trabajo o en la escuela, nos engaña sin ser consciente de ello para que no encontremos El Camino?

Calbert

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...