Museo Ciberpensadores: Mapas y Gráficos

Museo Ciberpensadores: Música

Museo Ciberpensadores: Tiras cómicas

Biblioteca Ciberpensadores

martes, 18 de marzo de 2014

Brave New World - Full Moon Rising


             El Gobierno Mundial no será instaurado por la fuerza, serán las masas quienes lo demandarán. Letra de la canción aquí.

Crean los problemas y te ofrecen la solución: un Gobierno Mundial

"En tiempos del viejo arte de vender, el fabricante le decía al posible comprador: 'Por favor, cómpreme el piano'. El nuevo arte invirtió el proceso y logró que el posible comprador le dijese al fabricante: 'Por favor, véndame un piano'. "
Edward Bernays en 'Propaganda'.

Exactamente de la misma forma que las grandes empresas hacen uso de la propaganda para crear una demanda suficiente como para sobrepasar la enorme oferta obtenida mediante la producción a gran escala (Propaganda, cap.5, pág. 80), Pyramid Transnational crea los problemas necesarios en el mundo y/o focaliza la atención en ellos con la intención de incrementar las tasas de demanda mundialista entre la población. Todos los problemas mundiales que se nos presentan vía medios de comunicación (oficiales o no, da lo mismo) o bien son artificiales o bien no existen en la realidad. Todos ellos son creados por los propagandistas de la élite con el objetivo de que abraces las ideas de la globalización. A pesar de que se trata de problemas diversos aparentemente sin relación alguna entre ellos, en su conjunto comparten la misma solución: un Gobierno Mundial. Problemas globales requieren soluciones globales.
El terrorismo, las grandes hambrunas, las guerras, la pobreza extrema y un mundo exageradamente injusto y desigual, las privatizaciones, la "austeridad y los recortes", las crisis económicas, la corrupción inherente a la política, la extinción de las especies, la contaminación del planeta, etc. son creados expresamente con la intención de generar una reacción determinada en el individuo. Algunos asuntos como el calentamiento global, Al-Qaeda o el capitalismo van un paso más allá y ni siquiera son reales. Una vez "despertada" la conciencia del sujeto y generada la reacción, la propaganda mundialista se presenta como por arte de magia exponiendo los conceptos y las ideas que un ciudadano despierto debe defender. Si los problemas son el sufrimiento y la hambruna, las guerras y las fronteras, las dictaduras y la esclavitud, el odio y la avaricia, la corrupción y los políticos, la religión, las grandes corporaciones privadas y los desastres ecológicos o la censura de Internet... entonces el ciudadano mundial debe desear con todas sus fuerzas todo lo contrario: la paz y el amor, un mundo unido y sin fronteras, una democracia real donde los derechos de cualquier ser vivo sean respetados y el pueblo tenga la palabra, un planeta sostenible sin corporatocracia ni banqueros, el software libre... Un Mundo Feliz.

"En lugar de tomar por derribo la resistencia a la compra con un ataque a campo abierto, el nuevo propagandista prefiere eliminarla. Crea las circunstancias adecuadas para cambiar las corrientes emocionales de suerte que el consumidor se vea obligado a comprar". - Edward Bernays en "Propaganda".



Unámonos contra X (hambre, pobreza, guerras, injusticia, cambio climático, corrupción, contaminación, Bilderberg, los Illuminati...), Unámonos para Y (por la paz, la justicia, la libertad, la democracia, para derribar fronteras, para erradicar el hambre, las guerras, la pobreza...) o Todos somos Uno (We are One) son consignas de la propaganda mundialista que podrás encontrar en miles de canciones, películas, discursos, libros.... Puedes ver una pequeña recopilación aquí.

Cualquier desastre de la Humanidad actual forma parte de una guerra contra tu mente. Las grandes desgracias del siglo XX y XXI fueron planeadas para moldear la mente de las masas desde lo más básico y encaminarlas (o más bien hacer que se encaminen solas) sin que se den cuenta hacia una República Global. Amor, derechos humanos, libertad, fraternidad, utopía, ciencia y progreso, ciudadano, un mundo sin fronteras, igualdad, sostenibilidad o democracia real son términos creados por la propaganda definitiva, es decir, aquella a la que conducen la resta de campañas propagandísticas. A nadie se le pasaría por la cabeza que la Madre Teresa de Calcuta, Bob Marley, Mafalda, Anonymous, John Lennon, Mahatma Gandhi, Occupy Wall Street y el 15-M, Michael Jackson, el Movimiento Hippie, el Movimiento Zeitgeist, el ecologismo o el pacifismo sean en realidad movimientos y figuras generados por la propaganda de la misma élite adinerada y ávida de poder que crea las guerras y se lucra de las crisis económicas robando a los humildes y bondadosos ciudadanos. En cambio, así es.

"Decidí que si podías utilizar la propaganda para la guerra, ciertamente podías utilizarla para la paz." - Edward Bernays.


           Quizá todavía no te hayas percatado, pero "Imagine" describe el Gobierno Mundial.

Imagen que da la propaganda sobre la élite y el NWO.
La propaganda siempre mostrará a la élite como a hombres necios y malvados sin escrúpulos ni sentimientos, dueños de bancos y corporaciones que lo destruyen todo y que solo ambicionan más poder y dinero sin importar las guerras e la injusticia, la perversión moral y la degradación humana, el colapso social y el estancamiento de la Humanidad. Muestra a los amos del mundo como personajes malvados que intentan establecer una sociedad represiva con policías y cámaras a cada esquina... Lo cierto es que esta imagen tan distorsionada de la élite solo pretende construir un enemigo strausiano más contra el que las masas deban unirse. Por lo tanto, nos redirige de nuevo hacia la propaganda definitiva, la propaganda del Gobierno Mundial.


      

Un Gobierno Mundial es imposible sin una conciencia mundial, sin una Humanidad unificada; Todos somos uno (We are one) - otras variantes serían Todos estamos conectados (We are all connected), Somos una única conciencia (We are all one consciousness), Todos juntos (All togheter), Alzémonos juntos (stand together), Una sola voz (One voice), Un mundo (One World), Un mundo unido (World united), Un corazón (One heart), Un amor (One Love), Una tribu (One Tribe), Unión (Union), Ciudadanos del mundo (World citizens)... puedes ver una pequeña recopilación aquí - es una consigna mundialista clave que permite identificar con facilidad a gran parte de sus agentes y movimientos, por muy dispares e inconexos que parezcan (haz click en cada uno de los siguientes enlaces para comprobarlo): Russell Brand, Alex Jones, David Icke, Anonymous, Keny Arkana, Alan Watts, Carl Sagan, Muse, Jiddu Krishnamurti, Bill Hicks, Deepak Chopra... Son miles y miles de personas, grupos y organizaciones.


La gran explosión de personajes famosos hablando del Nuevo Orden Mundial, de la élite, de la Globalización, etc. gracias a la cual cada vez hay más gente que descubre que realmente existe una élite, corresponde a una estrategia elaborada para, además de desinformar, alzar a las masas en la última de las grandes revoluciones: la Revolución Global (Global Revolution). No es una Revolución como la francesa o la bolchevique; es una revolución de la conciencia acompañada de manifestaciones y acampadas pacíficas completamente inofensivas que precisamente clama por todos los valores que deben prevalecer en el Estado Mundial. Entre dichos agentes mundialistas, algunos como el eje Larouche-Daniel Estulin (ex-agente del KGB que ha trabajado con Berlusconi, es decir, agente del FSB) u otros agentes de Rusia como Webster G. Tarpley, Adrian Salbuchi, Red Voltaire o Globalresearch nos intentan hacer creer que el Nuevo Orden Mundial se limita a determinados países como EE.UU y Reino Unido, manteniéndonos en la ilusión de que las oposiciones entre bandos del teatro internacional son reales, cuando en realidad no es más que una partida de Risk entre distintas facciones de la élite. No por casualidad la propaganda rusa, iraní, occidental y de cualquier otro lugar del globo parte siempre de la misma propaganda de base.

Game of Death

                  Última película de Bruce Lee. Más detalles aquí. Película original aquí.

lunes, 17 de marzo de 2014

La muerte ritualística de Bruce y Brandon Lee

Sentados, de izq. a der.: Ho Fook, Robert Ho Tung y Ho Kom-Tong.
La madre de Bruce Lee era Grace Ho. Grace Ho había sido adoptada por Ho Kom-Tong, hermanastro de... Sir Robert Hotung Bosman. El padre de Sir Robert Hotung era Charles Henri Maurice Bosman, propietario de Bosman&Co y miembro de la élite del Imperio Británico. Sir Robert Hotung, buen amigo de personajes fabianos como George Bernard Shaw (Vea la Historia del Nuevo Orden Mundial), era un compradore de la importante compañía británica de comercio de Oriente Lejano Jardine, Matheson & Co (la cual jugó un papel crucial en las Guerras del Opio). Se le consideraba el hombre más rico de Hong Kong (que oficialmente fue británica hasta 1.997) y se dedicó a financiar las revoluciones lideradas por Sun Yat-Sen, el padre de la República de China y precursor de la revolución democrática que dio origen a la China Comunista; un artífice más en la confección de la broma histórica.  Sus esfuerzos se sumaron al respaldo ampliamente documentado, tal y como expone Antony Sutton en "Wall Street y la Revolución bolchevique", que Wall Street brindó a este líder "revolucionario" chino.
Bruce Lee con su hijo, Brandon.
Basta con estos datos para entender por qué Bruce Lee se ha convertido en el mayor icono de las artes marciales a nivel mundial: es obra, como cualquier otro personaje famoso, de la propaganda. En este mundo debe haber, hubo y habrá bastante gente que supere con creces a Bruce Lee en cuanto al dominio de las artes marciales, en carisma, y en filosofía de vida; pero obviamente toda esta gente no es familiar de Sir Robert Hotung. Cuatro frases célebres de escritores negros por aquí, varios dobles por allá, un par de documentales, una bonita historia de autosuperación, un sinfín de fotografías y una promoción desmesurada de unas películas por las que nadie daría un duro si Bruce Lee fuera un desconocido más de la plebe. 
También son datos suficientes como para empezar a sospechar que su muerte, cuya causa nunca ha sido esclarecida, no fue tan natural como la pinta la versión oficial. Una sospecha que cobra cada vez más y más fuerza cuando uno comienza a descubrir todos los misterios que la rodean y que se torna prácticamente innegable cuando advierte que su hijo, Brandon Lee, murió tiroteado "accidentalmente" durante el rodaje de una película que habla sobre su propia muerte: "El Cuervo". Una película que, además, inspiró sin duda alguna a "Batman: el Caballero Oscuro" (repleta de referencias), en la que murió "por casualidad" el actor que hacía de alter ego del Cuervo, alias El Joker, de una sobredosis de medicamentos.

"El Cuervo" (1.994) es un film basado en los cómics de James O'barr que narra la historia de un joven rockero que es asesinado salvajemente junto a su prometida por un grupo de delincuentes que asaltan su apartamento durante la fatídica "noche del diablo". La "noche del diablo" es una especie de festividad en la que las bandas criminales controladas por el líder de la mafia, Top Dollar, se divierten haciendo cundir el pánico por la ciudad. Un cuervo permite que el protagonista, Eric Draven, retorne a la vida en formato de superhéroe oscuro para llevar a cabo su venganza sin impedimentos de ningún tipo. Una vez impartida la justicia, él y su fallecida podrán descansar en paz para el resto de la eternidad. 
El joven Eric Draven, al igual que Brandon Lee en la realidad, estaba a punto de casarse antes de ser asesinado. Ambos tienen el mismo destino y tanto en la realidad como en la ficción el asesino es común: Funboy (Michael Massee). En el tambor del arma que se utilizó para rodar la escena del disparo había una bala de verdad, de manera que la muerte de Eric Draven no fue de ningún modo simulada. Para más inri, respecto a la muerte del padre de Brandon, Bruce Lee, algunas teorías señalan como perpetradores del crimen a la mafia china, las tríadas. Esto es perfectamente posible si tenemos en cuenta que las mafias están controladas por la élite.
Si bien es difícil que se acaben conociendo algún día los motivos de estos tenebrosos asesinatos rituales, que quizá sean mucho más comunes de lo que imaginamos (casos extraños: la muerte de David Carradine, de la famosa serie Kung Fu, o el Club de los 27), debemos tener presentes varios factores importantes en este caso: que Grace Ho al fin y al cabo era adoptada y por lo tanto no era un miembro real de la familia, y que su padre adoptivo nunca aceptó que se casara con el actor y músico Lee Hoi-Chuen. ¿Fue "la maldición de los Lee" una especie de castigo, una broma pesada al más puro estilo del Joker? ¿O, advirtiendo la gran cantidad de artistas muertos en extrañas circunstancias, se trate quizás de algo que va mucho más allá? ¿O si se tratara en realidad de algo más sencillo y -si tenemos en cuenta que la última película completa de Bruce, Operación Dragón, fue la que le lanzó a la fama en Occidente- todo hubiera sido nada más que una forma de inmortalizar a la familia Lee tal y como se ha hecho con otros grandes líderes como Martin Luther King?



sábado, 15 de marzo de 2014

La tira de la semana


La aventura del pensamiento: Gottfried W. Leibniz

En este episodio de "La aventura del pensamiento" Fernando Savater nos introduce a otra figura clave del pensamiento occidental, siendo clave precisamente por ser parte de la facción ganadora que hoy controla el mundo y por ende, ampliamente difundida y conocida: Gottfried Wilhelm Leibniz. Gottfried W. Leibniz (1.646) nació en Leipzig, Alemania, pocos años antes del fin de la Guerra de los Treinta Años entre partidarios de la reforma y de la contrarreforma. En Inglaterra se libraba mientras tanto la guerra civil previa a la Revolución Gloriosa, punto de partida del movimiento de la Ilustración y la consecuente Revolución Francesa. Leibniz, amigo de nobles y barones, fue un importante precursor de la idea de construir una Unión Europea, del ecumenismo religioso y del Cerebro Mundial de H.G. Wells; hasta llegó a crear un lenguaje mundial.
Según Leibniz la naturaleza es continua: nada es independiente ni se encuentra aislado de las demás cosas. Todo está conectado, desde lo infinitamente pequeño hasta lo infinitamente grande, y tiene una razón de ser. No hay nada que no tenga sentido y no se pueda comprender. Y como todo tiene un sentido, también lo tienen los males del mundo: el mal existe y ha de ser totalmente necesario en un Universo ordenado y racional, perfectamente conjuntado y diseñado por Dios. El Universo no podría ser mejor que éste en el que vivimos si fuera de otra manera, es decir, vivimos en el mejor de los mundos posibles. Para Leibniz la realidad estaría constituida por infinitas unidades básicas, cada una distinta de las demás, llamadas mónadas. Las mónadas, ensambladas de una forma u otra, conformarían cualquier cosa que conocemos. Serían unidades dinámicas que se mueven sincronizadamente al paso del tiempo estableciendo la armonía del mundo. Nuestro amor hacia Dios, la mónada suprema, debería convertirse en el motor de la unificación universal de la Humanidad.
Leibniz, ya en su tiempo, propuso la formación de una enciclopedia universal que recogiera todos los conocimientos humanos con tal de unir las mentes de los hombres en una suerte de conciencia universal, construyendo así las bases tanto del trabajo de Diderot como de Wells. Diferenció además dos tipos de verdades: en primer lugar las verdades de razón, es decir, aquellas verdades evidentes que jamás podrán ser falsas, como que dos y dos son cuatro. En segundo lugar las verdades de hecho, que son aquellas verdades completamente discutibles.

Mapa geopolítico post-Segunda Guerra Mundial propuesto por Maurice Gomberg

     Más detalles aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...